Ángeles

Cielo y tierra se unen en el tiempo del Triunfo

San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel

Hoy, celebrábamos el día de los Arcángeles (San Miguel, San Rafael y San Gabriel) y mañana celebraremos los Ángeles Custodios… acolchados por tanta protección, recordamos lo que ellos pueden hacer por nosotros en boca de Nuestra Madre.

Cielo y tierra se unen “Hijos predilectos, os llamo de todas las partes de la tierra. Los Ángeles de Luz de mi Corazón Inmaculado están ahora recogiendo de todas partes los elegidos, llamados a formar parte de mi ejército victorioso. Os marcan con mi sello. Os revisten de una fuerte armadura para la batalla. Os cubren con mi escudo. Os entregan el Crucifijo y el Rosario, como armas que usar para la gran victoria.

Ha llegado el tiempo de la lucha final. Por esto los Ángeles del Señor intervienen de manera extraordinaria y se ponen cada día al lado de cada uno de vosotros para guiaros, para protegeros y para fortaleceros.

Así como, en estos tiempos, se les ha concedido a los Demonios y a todos los Espíritus del mal una gran libertad para sus manifestaciones diabólicas, así también estos son los días en los que a los Ángeles del Señor se les llama a desarrollar la parte más importante de mi designio. Sigue leyendo

¿¡Qué hacen los Ángeles!?

La Virgen acompañada de ángelesLa función de los Ángeles explicada el día de los Ángeles custodios por Nuestra Señora:

“Hoy la Iglesia celebra la fiesta de los Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael. Es también vuestra fiesta, hijos predilectos, porque los Ángeles del Señor tienen una parte muy importante que desarrollar en mi plan victorioso. He aquí cuál es su función: a mis órdenes libran una terrible batalla contra Satanás y todos los malos espíritus. Es una lucha que se desarrolla, sobre todo, a nivel de espíritus, con inteligencia y con perfecta adhesión a los planes de los dos grandes y opuestos caudillos: La Mujer vestida del Sol y el Dragón rojo. Sigue leyendo

Ángel de la Guarda, ¡avísame!

angel_custodioQuerido Ángel de la Guarda mío, tú que sabes perfectamente cuándo será el día de mi muerte, y sabes con detalle cómo ocurrirá, en qué circunstancias y con qué disposiciones de ánimo y de alma, te ruego encarecidamente, desde hoy, que me prepares a ese decisivo momento de mi vida, donde pasaré a la eternidad.

Te ruego, querido Ángel mío, que todos los días me prepares a la muerte, como si cada día yo fuera a morir. Sugiéreme actos de contrición perfecta, hazme pedir perdón siempre a Dios y, sobre todo, ayúdame a amar más a María cada día, para que sea Ella quien venga a llevar mi alma ante el Juez eterno, Jesucristo.

Querido Ángel mío, quiero hacer un pacto contigo: yo me ocuparé de los intereses de Dios y tú te ocuparás de mí, de mis cosas y de mis seres queridos. Pero sobre todo, quiero que te ocupes de mi salvación eterna, de prepararme bien para el día y hora de mi paso a la eternidad. Sigue leyendo

Ángel de la Guarda, ¡ayúdame!

Angel de la GuardaQuerido Ángel de la Guarda mío, tú has sido puesto a mi lado por Dios, para que me socorras en toda circunstancia, no sólo en lo espiritual sino también en lo material. Por eso es que quiero pedirte la gracia del equilibrio entre mi cuerpo y mi alma, entre las necesidades materiales y espirituales, porque no soy solamente alma, sino que también tengo un cuerpo y seres queridos a los que proveer lo necesario para vivir.
Y por eso, querido Ángel mío, también te invoco hoy a ti para que me ayudes a conseguir un buen trabajo, estable, con el que pueda mantener a los míos, y servir a Dios en mis familiares y en los pobres y enfermos. Sigue leyendo